los árboles florean por la magia de la vida. Rubén García García

Sendero

Mis aguas ya no tienen el brío de la gacela; los árboles florean por la magia de la vida. Tienes en tu mano un espejismo, tan quebradizo que el vuelo de un pájaro lo fragmentaría. Mi árbol carente ha tirado la hoja y los retoños tardan. Causa más dolor lo que llega tarde, que lo que nunca llega.

Mujer musical de Rubén García García

Sendero

Es una mujer musical. Si la muevo se estremece y escucho una avalancha de semillas por sus paredes.

De su espalda llegan suaves vientos que me llevan a sentir los oboes al caer la tarde.

Oculto mi perfil en su cuello, y vibra el tam tam de un baile remoto en la prehistórica sabana.

La dejé ir. Mi corazón exhausto, azuzado por el azogue de su ombligo no puede seguir su ritmo.

Mis ojos la vieron correr, justo cuando el ocaso se hacía crepúsculo.