5 trabajos que desaparecerían para dar paso a la inteligencia artificial. — Andando tras tu encuentro…

La inteligencia artificial será responsable de hacer obsoletas algunas profesiones y trabajos; te decimos cuáles son. Si deseas profundizar en esta entrada; cliquea por favor donde se encuentre escrito con “azul”. Muchas gracias. En el futuro, 5 trabajos desaparecerían para dar paso a la inteligencia artificial, aseguran algunos expertos. No cabe duda que la inteligencia […]

5 trabajos que desaparecerían para dar paso a la inteligencia artificial. — Andando tras tu encuentro…

Casualidad o causalidad? — Andando tras tu encuentro…

Qué dices?  Que has conocido a una mujer, que te ha dejado tumbado, de tal manera que crees que ha sido un amor  a primera vista. *** Dime;  como se llama? Angelina, dices. *** Dime, amigo por casualidad, la has conocido en el bar al cual solemos ir de vez  en cuando? *** Bueno, amigo […]

Casualidad o causalidad? — Andando tras tu encuentro…

Eduardo Galeano: algunas ventanas de la historia (inclusive entre América y España) — Lapizázulix la galaxia del cuento

1559 Ciudad de México Los dolientes El águila de los Austrias abre sus alas de oro contra el limpio cielo del altiplano. Sobre un paño negro, rodeada de banderas, resplandece la corona. El túmulo rinde homenaje a Carlos V y también a la muerte, que a monarca tan invencible venció. La corona, copia exacta de […]

Eduardo Galeano: algunas ventanas de la historia (inclusive entre América y España) — Lapizázulix la galaxia del cuento

El poco conocido vínculo entre Victoria Ocampo* y Carl Gustav Jung. — Andando tras tu encuentro…

*

Victoria Ocampo nació el 7 de abril de 1890 en el seno de una familia aristocrática de Buenos Aires.

Hija de Ramona Aguirre y Manuel Ocampo, ingeniero especializado en la construcción de carreteras y puentes.

Se radicaron en Francia cuando ella era una niña.

Tomó clases de música y fue educada por institutrices. Cursó estudios en la Soborna.

Se casó en noviembre de 1912 con Luis Bernardo de Estrada. Tras una larga luna de miel en Europa, iniciaron sus desavenencias. Regresaron a Buenos Aires y aunque vivían en la misma casa, sólo se encontraban en reuniones sociales para mantener las apariencias hasta que se separaron legalmente en 1922. Victoria Ocampo no tuvo hijos ni volvió a casarse.

Su primera publicación se tituló «Babel«, un comentario del Canto XV del Purgatorio de Dante, aparecido en el diario La Nación en mayo de 1920. Posteriormente publicó «De Francesca a Beatrice» (1924), «La laguna de los nenúfares» (1926), «Domingos en Hyde Park» (1936), «Emily Brontë (Terra incognita)» (1938), «San Isidro» (1941), «338171 T.E.» (Lawrence de Arabia) (1942), «El viajero y una de sus sombras: Keyserling en mis memorias» (1951), «Lawrence de Arabia y otros ensayos» (1951), «Virginia Woolf en su diario» (1954), «Habla el algarrobo» (1959), «Tagore en las barrancas de San Isidro» (1961), «Juan Sebastián Bach, el hombre» (1964), «Diálogo con Borges» (1969), «Diálogo con Mallea» (1969).

Sus obras más importantes fueron la serie de «Testimonios«, diez volúmenes en total, publicados entre 1935 y 1977, y su Autobiografía, en seis volúmenes, que fueron editados tras su fallecimiento, entre 1979 y 1984. Como editora ofreció espacios en su revista «Sur» a escritores famosos y otros desconocidos. A causa de sus ideas políticas, contrarias al gobierno peronista, fue encarcelada.

Desde 1958 presidió el Fondo Nacional de las Artes. En 1962 obtuvo las condecoraciones de Officier de La Légion d’Honneur y de Commandeur des Arts et des Lettres otorgadas por el gobierno francés, y la distinción de Commander of the Order of the British Empire concedido por la Reina Isabel de Inglaterra. En 1967 la nombraron doctora honoris causa de la Universidad de Harvard. En 1976 fue designada miembro de la Academia Argentina de Letras, la primera mujer en ocupar ese lugar. Además fue presidenta del Directorio del Teatro Colón en 1933; Fundadora de la Unión Argentina de Mujeres y su presidenta de 1936 a 1938; Vicepresidenta Honoraria Internacional del Pen Club; y Miembro del Directorio del Fondo Nacional de las Artes de 1958 a 1973.

Victoria Ocampo falleció en Buenos Aires el 27 de enero de 1979.

Sabías que…

El 27 de enero se cumplieron 44 años del fallecimiento Victoria Ocampo. Antonio Las Heras revela su poco conocido vínculo con el sabio suizo Carl Gustav Jung. Hace 44 años, el 27 de enero de 1979, falleció Victoria Ocampo. Entre sus historias de vida menos conocidas, está la de su vínculo con el célebre sabio […]

El poco conocido vínculo entre Victoria Ocampo y Carl Gustav Jung. — Andando tras tu encuentro…

INGLATERRA, ESCOCIA, IRLANDA… — Lapizázulix la galaxia del cuento

La pagoda de Babel Ese cuento del agujero en el suelo, que baja quién sabe hasta dónde, siempre me ha fascinado. Ahora es una leyenda musulmana; pero no me asombraría que fuera anterior a Mahoma. Trata del sultán Aladino; no el de la lámpara, por supuesto, pero también relacionado con genios o con gigantes. Dicen […]

INGLATERRA, ESCOCIA, IRLANDA… — Lapizázulix la galaxia del cuento

Descubren la tumba de una princesa egipcia de la época de Tutankamón. — Andando tras tu encuentro…

Un equipo internacional de arqueólogos ha descubierto la que podría ser la tumba de una antigua princesa egipcia que vivió durante la dinastía XVIII. La tumba se encuentra, sin embargo, en malas condiciones de conservación a causa de las inundaciones que sufrió hace unos 3.500 años. A pesar de ello, los arqueólogos creen que las […]

Descubren la tumba de una princesa egipcia de la época de Tutankamón. — Andando tras tu encuentro…

5 fuertes escenas que hacen que Blonde sea solo para mayores — ahoradigital

Blonde (Rubia) es uno de los estrenos más arriesgados de la historia de Netflix. Por el tamaño de su producción, por el repulsivo modo de retratar la vida de Marilyn Monroe, porque su protagonista no deja de sufrir, por haber obtenido la calificación para mayores de 17 años. Que no sea apta para menores aporta un extra de […]

5 fuertes escenas que hacen que Blonde sea solo para mayores — ahoradigital

la poesía Mircea Cartarescu

sendero

«La niña que se paró delante de mi casa para acariciar a mi gato no tiene más de tres años. Cuando le haces una pregunta, te mira directamente a los ojos y responde. Es totalmente como un alga que se dobla de un lado a otro a voluntad de las corrientes, sin pensamientos ni deseos propios. Es bella en su totalidad, pero tiene algo más que belleza: la forma en que pone sus dedos, de una manera que nunca verás en un adulto: cada uno parece mirar en una dirección distinta, como cuernos de caracol palpando delicadamente el aire. Es una despreocupación, un abandono, un olvido de sí misma que podría llamarse gracia o belleza, pero mejor llamarlo poesía.
La esencia de la poesía es el olvido de uno mismo. La abolición de la voluntad propia, del autocontrol, del yo mezquino y egoísta, en favor de una gratuidad sublime. La poesía no requiere esfuerzo, porque no hay que esforzarse; es flexible y fluye no como tu espíritu, sino como el espíritu de todas las cosas. Siempre que lo que haces no tiene ni motivación ni finalidad (como cuando, en medio de pensamientos banales, te viene a la mente la sonrisa de una ex novia y le devuelves la sonrisa sin querer, en el autobús o en algún estacionamiento subterráneo). Siempre que lo que haces surge espontáneamente y sin lógica, puedes decir que has traído poesía al mundo. No necesitas escribirlo, ya existe y nadie te lo puede quitar.
La poesía no es el arte del verso, sino el poder de ver la belleza. No puedes verla ni sentirla si corres por la vida persiguiendo objetivos y planes, porque la belleza es espontánea, brilla de repente donde no esperas que lo haga, como un parabrisas o un retrovisor que de repente arden al sol, como de repente te das cuenta de la imagen de un plátano con todas sus hojas felices a la luz. La poesía es del momento, gratuito e inexplicable. No se puede comprar ni vender, porque no tiene precio, como el aire. No forma parte de ningún circuito de valores. No tiene nada que ver con la brutalidad y el mercantilismo de la vida moderna. Odia el egoísmo, el arribismo y la mentira. Es tan natural como los glaciares y el muérdago. Por eso es siempre revolucionaria y antisistema, siempre temible por dictaduras y extremismos de todo tipo.
Uno no se convierte en poeta escribiendo poesía. Tienes que haberlo sido desde antes. Muy pocos poemas escritos en papel contienen realmente poesía. Un poeta que publica un volumen tras otro, aspirando a la posteridad y a la gloria, no es un verdadero poeta. Un verdadero poeta aspira a la alegría libre, a olvidarse por un momento del propio yo; busca la poesía y la encuentra donde a nadie se le habría ocurrido. Cada vez que escribes un poema, eres por un momento pura poesía, desligada de lo social, político, económico, motivacional, psicoanalítico y lo que quieras de todo eso que ahoga nuestra vida.
La poesía va mucho más allá del arte del verso. Se encuentra en la ciencia y las matemáticas, en el misticismo y la filosofía, en el alcohol y el sexo, en todos los caminos del conocimiento. La poesía, como estado de gracia, es el punto diamantino de todo conocimiento humano. Ningún mundo humano puede imaginarse al margen de la belleza pura, de la gracia pura, de la poesía pura. Igual que ningún mundo puede prescindir del aire. Todos nos asfixiaríamos momento a momento en ausencia de poesía.
Todos los hombres fueron poetas alguna vez, antes de adquirir un ego. Todos tuvieron una vez los dedos entrelazados, como los cuernos de un caracol. Todos han visto los colores diez veces más intensamente de lo que los ve un hombre adulto. Es el estado de gracia y asombro al que todos deseamos volver, por el bien del confuso mundo en que vivimos.»
Mircea Cartarescu

Amor lejano de Ruben García García

sendero

Una historia de amor lejana Rubén García García
Un día nos encontramos donde los ríos se unen y el puente en la lejanía parecía una grulla dispuesta al vuelo. Ese instante lo vivimos alguna vez y hoy vuelve a suceder. Un cielo en ocres, y las nubes simulaban olas sepias sonde el cobre licuado se derramaba. Llegaron los estruendos y luego una lluvia fría y oleosa. Al sentirnos, anudados del cuerpo, supimos que ese momento lo habíamos vivido, tambien sabíamos que después de consumirnos seríamos un miligramo de oscuridad. A veces me llega el aroma de tu cabello.

77 años Rubén García García

Sendero celebra y canta

Cumplir setenta y siete años y tener la alegría de disfrutar con las palabras, armarlas, desarmarlas es la ocupación de los pequeños dioses. Siempre critique a mi tía por estar sacándole brillo a sus figuras de porcelana y me acuso de tener el mismo pecado. Hay una diferencia, los monitos siempre serán monitos y las palabras con sus signos son seres vivos que cambian de forma, color y de significado. Alfarero de historias es el quehacer que me complace. Gracias por sus muestras de afecto que valoro por cada año que la vida me dispensa.

La despedida — Percepción de Mujer

Cuanto tiempo perdemos en expresar lo que ya está dicho, sin tener en cuenta que la emoción dirige nuestro camino, ya no hay sombras que gobiernen nuestro ardiente corazón, atrás se ha quedado todo aquello que sólo era una ilusión. Tus rasgos se pierden, se evapora el tiempo, y acalla la vida, pero no hay […]

La despedida — Percepción de Mujer

Nessun Dorma — MJB Literatura y Fotografía

Poco me atrevo a añadir a la Música. Poco a la interpretación de mi admirado Luciano Pavarotti. Cerrar los ojos y dejarme invadir por la emoción recordando a mi tío Juanjo (tenor y director de un coro de hombres) que tantas veces nos impresionó en las fiestas familiares. Un abrazo hondo allá donde estés.

Nessun Dorma — MJB Literatura y Fotografía