La consulta erótico

Sendero Me acosté cona un lado de tus pies. Llevé a mi boca el dedo gordo de tu pie. — … Más

Tu voto:

Las sobrinas

Compré el libro de Inga en mi juventud. Años después quedó en los anaqueles; jamás imaginé que regresara por su … Más

Tu voto:

El café y la mujer

Llegó con la piel vestida de latidos, sometida al escarceo en el café. En el baño, las burbujas se llevaban … Más

Tu voto:

Nuestra vecina

—Mamá, ¿qué tanto gritaba anoche doña Delia? Nada que tú debas de saber. Son cosas de mayores. Recuerdo aquellas visiones. … Más

Tu voto:

Un día de campo

Al calzarme tuve una duda. Me llevaba la bicicleta o hacía caminata. Opté por la marcha; podría ir lento y … Más

Tu voto: