Huyamos a una hoja blanca,

busquemos sábanas de guanábana.

En una estepa de blancura,

seremos un cielo claro

Tu vientre.

seda y dulce de dátil.

lengua pez que nerviosa va

humedece y se esconde.

Huyamos a una hoja blanca.

Y seamos entre sábanas de guanábana.

monet