Locura de Rubén García García

Sendero

Aprendí a caminar, sin pértiga, sobre las nubes. En la meseta de la montaña me di mil vueltas desafiando los abismos, exhausto me subí as los pinos para esperar el canto del ruiseñor por la noche. Tuve signos evidentes de locura, y usted siempre tan sensata.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s