La decepción de Rubén García García

sendero

El que duerme a mi lado es un fuego muerto. una araña pisoteada que todos los días toma su vaso de leche y se duerme. Por la noche imagino verdaderos apolos, hombres rudos, apasionados y otros que son lumbre.

¡Ah! pero la imaginación es como el dinero, nunca alcanza.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s