poesía japonesa de Rubén García García

sendero

El barco, el tren.

se han ido por la tarde.

Nadie tocó a mi puerta.

¡Arribó el barco!

Solo el sol de la tarde

entró por mi ventana.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s