El trapecista de Rubén García García

Sendero

Tiene una semana que no se baja, el gerente ha comprado diferentes platillos y los rechaza. Solo come alpiste, después de dormir arrodillado, se levanta y silba.

Ni por equivocación hay que pasar por debajo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s