La molestia del ángel de Rubén García García

Sendero

Bastó un balazo. y fue viuda esa noche. Mañana será un día agitado y se durmió. el ángel de la guarda del occiso pasó la noche dando vueltas en la recámara. llegó la primera mosca zumbando y ella no dejaba de roncar.

El ángel enojado y nervioso se maldecía. Le molestaban las mudanzas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s