El sueño inquieto del oso de Rubén García García

Sendero

Es un bosque sonoro por el canto de las aves y ahora tiene una alfombra nevada. El oso inverna y sueña. La cueva es tibia y más por la osa que lo acompaña. El sueño es inquieto por el temor de que llegue su compañera y descubra que duerme con otra. Tiene dentro del sueño una espina afilada y gruesa: ¿su esposa estará durmiendo sola?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s