La palabra de Rubén García García

Sendero

Todos podemos hablar, algunos se quedan con las palabras en la boca, otros simulan esparcir confeti en un carnaval, o insuflan la palabra y como globos se pierden en el cielo. Los menos, son discretos mesurados y oportunos. Algunas frases sobreviven y dentro de estas, muy pocas se quedan enjauladas y nunca se van, por ejemplo: «mi mamá me mima»

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s