A veces me da por ser cursi cuatro de rubén García García

sendero

Qué silencio!

Este crepúsculo invade las piezas de mi pensamiento

Afuera

la lluvia menuda y fría que humedece el jardín

destellos que perturban

espacios sombríos de oscuridad

Escucho

la caída de mis palabras mudas

el reptar de un suspiro

Siento

la insoportable sombra de tus pasos

Tu silencio de mar inerte

Nunca

imaginé la intemperie sin ti

y con el peso de tu adiós.

2 Comentarios

  1. Me gusta mucho el poema, Rubén.
    ¡Buen día!

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias amiga, lo celebro, siempre contento por tu comentario. Abrazo grande y rosas.

      Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s