El caballero del puñal de Rubén García García

sendero

Lo conocí hace cinco años. Nunca nos dijimos adiós. Tardó en irse, decía que se iba y regresaba. Cuando se fue, se fue sin despedirse. Hoy regresó disfrazado. Ayer sacó un estilete y picó. caminé jorobado y apretándome la pierna. Me sonrío con su sombrero de bombín. meneo la mano en círculos. dándome a entender que regresaba. Me encerré en la madriguera a lamerme la herida y medroso por no saber cuándo llegaría.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s