Uta monogatari: prosa y tanka

Sendero

Mi aliento ya no posee el brío del venado; los árboles, de mi jardín, florean por la magia de la vida. Tienes en tu mano un espejismo, tan quebradizo que el vuelo de un pájaro lo rompería. Mi árbol carente ha tirado la hoja y los retoños tardan, como una esperanza sin esperanza.

En mi jardín,

por amor a la vida,

de vez en cuando,

se adorna y reverdece,

la magia del amor.

Van Gogh. Cuando la tristeza inspira tu vida y arte.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s