La Rémora de Rubén García García

Sendero

El viejo marinero, acomodó los barquitos sobre un mar de papel azul. Miró a los niños, se puso la gorra y con voz pausada se dirigió a los pequeños.—Mi tatarabuelo que era capitán de los siete mares me dijo que en tiempos antiguos los barcos se hacían de madera. Y en uno de los siete mares, el vigía alertó con su grito: “piratas a la vista” Ellos, formaron un frente con galeones, nosotros, frente a ellos. Enmedio: silencio y mar. Antes de que se iniciara la contienda, salió una Rémora, que se levantó sobre el agua, daba vueltas con gracia en el aire y parecía formar parte de la espuma y la brisa. Al terminar su acto, se paraba sobre sus aletas y doblaba graciosamente la cabeza. Tanto los piratas como nosotros tronamos los cañones y fue una forma de reconocer y aplaudir a la Rémora. Tanto fue el entusiasmo que cada barco se alejó por una ruta diferente. De esa manera, se evitó una guerra.—¿y las rémoras son grandes como las ballenas? —No, no son tan grandes, pero son enormes en gracia y corazón.

Sign in | Fotos de peces, Peces de mar, Animáles de océano

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s