La tormenta de Rubén García García

Sendero

El cielo arde, y tiene tres años que el río es difunto. Por la mañana el día rompe ruidoso. Sin que nadie lo predijese, el agua despertó del sueño largo. Los niños asustados se cobijaron en la falda de sus madres. Los escolares salieron de la escuela para dar de vueltas bajo el agua. Los ancianos fueron bañados en las chorreras en contra de su voluntad. El rio muerto se explayó mojando la tierra. Brotaron margaritas, sapos y el paisaje fue un vergel.El agua no mató a los ancianos fue la muina de haberlos bañado en contra de su deseo. Murieron de coraje eso dijo el entendido en enfermedades.

Conoce los techos que resisten a lluvias intensas | El Comercio Perú

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s