Despedida de Rubén García García

Sendero

La miraba sin que ella se percatara, fingía ver los rulos de su pelo. Observaba la tensión de la piel del entrecejo. Percibía su inquietud, esa mirada que no se aquieta ni se detiene. “la que te habla de que tu compañera desea que te vayas”. Sí esa que tienes que ocultar, para ser cortés”Hubo tiempos que resguardaba su mano entre mi mano. Las veces que la conducía al cruzar las avenidas entre la muchedumbre; ella caminaba o se detenía a la sutil orden de un apretón sobre el dorso de su mano. La luz de su mirada respondía a mi contacto. “Sí. Platicaba con ella sin mediar palabra. Hasta que un día llegó la tenuidad. No fueron coincidencias, sabía que deseaba alejarse de mí. “Tampoco tú te percatas de los gestos que haces, que vio en ti que ella prefirió huir”. Nunca le di motivos y eso no está bien… Aquella media noche la reconocí por su caminar, en una mano su equipaje y la otra suelta; como lo hace una mariposa con el ala rota. ¿Ayer me abrazaba? y se iba… Acepté que se fuera, si solo mediaba el hastío, era mejor que se fuese. La ayude con las maletas, y solo la empuje a las vías cuando pasaba el tren de las doce.

Tren en marcha | Myriam | Flickr

2 comentarios en “Despedida de Rubén García García

  1. ¡Qué original eres Rubén, con ese trágico final ! en que llevado por el rencor decidiste empujarla a las vías del tren. Me encantó tu prosa, tú siempre me sorprendes con tus letras. Te invito a visitar mi reciente poema: ¡PRIMAVERA VUELVE! Te dejo mi abrazo fraterno.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s