Haibun de Rubén García garcía

sendero

Se fue la lluvia. La hoja se mueve por las gotas de agua. Los azahares del limón se macularon de un maíz manchado. La perra duerme enroscada, abre su ojo y mueve la oreja. Miro el cielo con pedazos claros; en otros borroneado. Este lunes, como todos los lunes, las gallinas no ponen. El obrero salió  a trabajar en la compañía que jode a los diablos del subsuelo. La flor se despertó y su aroma me lo llevo en la camisa. Voy silbando mientras camino. Hay un sol precario y un sapo barragán  que no encuentra su pareja.

La flor despierta

bajo un precario sol.

Camino y silbo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s