Pequeficciones de México

Antología realizada por Chris Morales y José Luis Ortiz Soto

Mundodisco
Victor Hugo Pérez Nieto
La trigonometría y las leyes físicas no son reales. Prueba de ello es el
mundo sobre cuatro elefantes montando una magna tortuga que nada
lentamente en el espacio y cuya simetría profunda está presente en la
estructura fantástica del niño, quien poco recordará de grande lo que
aprendió fuera del Imperio Ágata.
Las ciencias exactas nunca bastarán para explicar hacia dónde
nada la tortuga en el cosmos que los chiquillos recorren al vuelo de un
rechoncho escarabajo con la pata amarrada al cordel. Tampoco hay
ecuación matemática para que en los chaparrones noctívagos del
verano, caigan las estrellas sobre las charcas de la acera y se pongan
al alcance de párvulos pies que gozan haciéndolas desaparecer a
pisotones mientras ellas ríen.
Todo, en la infancia, está en el entendimiento de la magia, no de
la ingeniería, porque al amor, a la amistad, a la fidelidad de un perro, al
ronroneo del gato y a todo lo que es realmente importante, no se le ha
inventado un sistema métrico y está más allá del alcance de la mano,
de la vista y del entendimiento de los adultos, educados para pesar y
medir lo superfluo y resignarse a morir intoxicados en sus verdades.
La fantasía es la única salvación plausible de la propia vida.
Aunque no lo enseñan en el colegio, eso cualquier chico lo sabe.
Victor Hugo Pérez Nieto (México). Es autor de Tesoros de México
(2011), La Noche de los Orfelunios (2012); Feralis (XV Premio
Nacional de Novela 2012); Del Chiquistriquis y Otros Demonios
(2013); y compiló la antología Tintas del Lerma (2014). Participa en
libros y revistas de cuento nacionales y extranjeras. Columnista de la
Organización Editorial Mexicana (OEM).
PequeFicciones
Salto mortal
Marcos Pico Rentería
La acrobacia siempre me ha asombrado. Sin duda, esa es la única
razón por la que vengo al circo todos los años. Me gustan los saltos.
Los giros. Las piruetas que generan los cuerpos suspendidos en el
aire. Esos cuerpos de maíz que se abren y entoldan sus alas blancas y
caen justo antes de ser estrujados por mis blanquecinas muelas.
Marcos Pico Rentería (México, 1981). Profesor de español en
Defense Language Institute. Su investigación se centra en literatura
latinoamericana, principalmente en torno al desarrollo del cuento y
ensayo en la producción mexicana de la segunda mitad del siglo XX y
comienzos del XXI. Su obra ha aparecido en revistas literarias y
académicas como Conexos, Campos de Plumas, Caleidoscopio, La
Santa Crítica, Revista Crítica, Confluencia y en antologías como
Alebrije de palabras (BUAP, 2013).
PequeFicciones
El centro de la manzana
Katalina Ramírez
A Emma y maestra Estrella
En la escuela Emma se come una manzana, y al llegar al centro
descubre un pequeño hueco con forma de estrella. Su maestra le dice
que si se la come podrá́ convertirse en una. Emma llora porque no
quiere ser estrella, lo que recordará después es que en realidad es una
estrella que se convirtió́ en niña.
Katalina Ramírez Aguilar (México, 1990). Licenciada en Literatura y
Filosofía y diplomada en Edición y Comercialización de Libros. Ha
organizado eventos masivos de fomento a la lectura, trabajado como
editora en EDAF y actualmente dirige la editorial Cariátide. Tiene
publicados un libro de poesía: Lengua soy, edición español-náhuatl; y
uno de minificción: Música primigenia. Se encuentra incluida en la
Enciclopedia de la Literatura en México y la Antología Virtual de
Minificción Mexicana.

Cuentos infantiles de pequelandia | Dibujos de profesores, Derechos de los  niños, Escuela dominical

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s