Pequeficciones de: JUlia Otxoa, Gemma Pellicer y Luis Bernardo Pérez

Antología organizada por Chris Morales y José Luis Ortiz soto

España, España y México

Escena de caza
Julia Otxoa

El señor Saavedra desconectó su cerebro y seguidamente encendió el
móvil, la tablet y la televisión. En menos de un segundo las tres
pantallas se disputaron su atención, hasta el punto de que en los
desesperados esfuerzos de cada una de ellas por atraparlo en
exclusiva, cual encarnizada pelea entres cazadores, por conseguir la
pieza abatida, tiraron con fuerza del cerebro desconectado del señor
Saavedra hasta desgarrarlo y dejarlo como un puro despojo, que cada
día busca encontrar algún rastro, alguna huella de sí mismo en cada
una de las tres pantallas que fiel conecta cada mañana.
Julia Otxoa (España, 1953 ). Poeta, narradora y artista visual. Su obra
con más de treinta títulos publicados en poesía, narrativa y narrativa
infantil, ha sido traducida a varios idiomas e incluida en diferentes
antologías de poesía, poesía visual y microrrelato. Su libro de
microrrelatos más reciente Confesiones de una mosca (Menoscuarto,
Palencia, 2018). http://www.juliaotxoa.net


El gigante y la niña
Gemma Pellicer

El gigante y la niña pasean de la mano como cada tarde. A ambos les
gusta seguir el sendero que corre junto al río y contemplar, desde lo
alto del camino, el pueblito en el que viven.
GIGANTE: ¿Has visto?, le dice señalando el vuelo rasante de una
golondrina que les sale al paso.
NIÑA:Sí.
Al cabo de media hora de paseo, llegan a la cima y deciden descansar
un rato antes de coger el camino de vuelta a casa. El gigante tiene las
manos grandotas y las espaldas muy anchas. La niña, una sonrisa
redonda y brillante como un sol.
GIGANTE: ¿Te ha gustado el paseo?
NIÑA:Sí.
GIGANTE: ¿Yno te has cansado esta vez?
NIÑA: No.
GIGANTE: ¿Querrás que volvamos entonces mañana?
NIÑA:Sí.
El gigante y la niña contemplan los últimos rayos de sol, antes de que
éste se esconda definitivamente, según tiene por costumbre. A la niña
no le importa que el gigante sea feúcho y grandullón. A lo lejos, las
chimeneas empiezan a humear.


Gemma Pellicer (España, 1972).

Es licenciada en Filología Hispánica
y Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Trabaja
como editora de textos de ficción y es profesora en el Ateneo de
Barcelona. Cultiva la crítica literaria en las revistas Quimera y Turia.
Tiene en su haber dos libros de microrrelatos: La danza de las horas
(Eclipsados, 2012), al que pertenece este microrrelato, y Maleza viva
(Jekyll & Jill, 2016), y en prensa su primer libro de aforismos, Medidas
extremas (Renacimiento, Sevilla).


Transformaciones
Luis Bernardo Pérez

La flauta se transformó en canario, el clarinete en pato, el tambor en
oso, el contrabajo en elefante y la tuba en una serpiente pitón que, ante
el azoro del público, estuvo a punto de ahorcar al ejecutante. Y todo
porque el director, desesperado por la falta de progresos de la
orquesta, se le ocurrió sustituir la batuta por una varita mágica.

Luis Bernardo Pérez (México, 1962). Es escritor, periodista y editor.
Ha publicado 15 libros de relatos, una novela y un manual de escritura.
Escribe para niños, jóvenes y adultos. Entre los galardones que ha
obtenido están: el Premio Nacional de Cuento “Efrén Hernández”, el
Premio Nacional de cuento “Juan José Arreola” y el Premio de Novela
Juvenil “Gran Angular”.

Cuento corto para niños de 10 a 12 años: Vacaciones sin juguetes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s