JUSTO A SU GUSTO — manologo

La ropa le quedaba ajustada o muy grande. Ni probársela. Comprar, era un suplicio porque de antemano sabía que no iba a encontrar nada, por lo menos que le gustara y que lo que le parecía horrible… ¡Tampoco le quedaba! Tienda tras tienda, entre la ropa hecha que vendían, por más que buscó y rebuscó, […]

JUSTO A SU GUSTO — manologo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s