De la metamórfosis de Diana del escritor José Manuel Ortiz Soto

Contrareloj

Contrarreloj

Contrarreloj

Tras lenta y pesarosa marcha, la tortuga chef más famosa llegó al reino de Pensar.

—¿Por qué no se me había ocurrido? —La idea saltaba en su cabeza cual conejillo inquieto en la chistera del mago―. El único y verdadero culpable de mi lerdo paso es este incómodo caparazón que llevo a todas partes. ¡Pesa tanto el infame!

La tortuga se despojó de su cubierta y fue a unirse al grupo de cocineros que preparaban la sopa. —¡Dos minutos, cuarenta y siete segundos y veintiocho milésimas! —dijo a los invitados el eufórico Monarca de Pensar, reloj en mano—. ¡Algo nunca visto! —alcanzó a oír la tortuga, antes de que el último trozo de su carne desapareciera tras las fauces de los hambrientos comensales.

Cuentacuentos] Cocina rápida para tortugas 2 - Con peques en Zaragoza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s