Un amante furtivo

Autor Rubén García García

Soy fea, se dijo murmurando. Yo también le contestó una voz que arrastraba las palabras. La luz disminuida del bar y con pocos clientes facilitó el acercamiento. Su estima se inflamó. Una mano húmeda peinaba su pelo, dos brazos la sujetaban de las caderas.  Otros arremangaron su vestido, Lo confirmó el frescor en los muslos. Iba a protestar, pero se contuvo cuando un muñón acariciaba con destreza ocasionando un placer nunca antes sentido. fue la primera vez que supo que era una mujer y contestó con un beso intenso y profundo. Los orgasmos bajaron de un tobogán que la cimbraron de rubor, asfixia y gritos contenidos. Llegó a su casa sin saber nada del furtivo amante, pero al volver la película se percató que los brazos la habían tocado al mismo tiempo y se sonrojo, luego le agarró un episodio de risa y se preguntó ¿sería un calamar?

El Colibrí Bar, Puerto Vallarta Instagram posts - Picuki.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s