Tomado del libro Metámorfosis de Diana de José Manuel Ortiz Soto

José Manuel Ortiz soto

Un futuro prometedor

El hombre inspiró profundo, retrajo el mentón y apuntó seguro a la distancia. El gargajo salió silbando por los aires para estrellarse contra el piso de mármol, metros adelante. «¡Un tiro perfecto!», dictaminó su instinto, anticipándose al aplauso de los espectadores. El guardia encargado de acordonar la zona ―impecable uniforme de gala con botonadura dorada, zapatos negros relucientes, solemne—, inició la medición:

—Siete pasos, tres cuartas, nueve dedos. ¡Nueva marca nacional! —anunció con voz potente a los cientos de curiosos que colmaban los andenes.

Estalló la ovación de los usuarios. Tal vez sofocadas por el calor veraniego que comprimía el lugar, quizá arrobadas por la emoción del momento, varias jovencitas fueron presa del desmayo.

Después de firmar el libro de personajes ilustres, el desconocido contendiente recibió de manos del jefe de estación el diploma que lo acreditaba ganador del certamen:

El Metro, un espacio público para la cultura y el deporte…

Primer lugar en lanzamiento libre de gargajo bajo techo…

Ciudad de México a los 28 días del mes de agosto del año… Augurándose una larga y brillante carrera deportiva, el nuevo campeón se alejó carraspeando y escupiendo a lo largo y ancho del andén. «Ojalá que el metro no se tarde o llegaré con retraso al trabajo», murmuraba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s