Oscuridad

Rubén García García

Volvió el viejo deseo en su fiesta de cumpleaños y encapsuló el secreto. La pretensión cuchicheo en sus sueños y un día, contrario a sus hábitos, se vistió con sencillez, dejó de asistir a las reuniones de canasta y disfrutó con emoción de niña los ritmos afrocaribeños de su pueblo. Su esposo, fiel acompañante, se extrañaba de los cambios, pero los atribuyó a los vaivenes que las mujeres padecen. Ella seguía siendo la mujer sencilla, apasionada y buena madre. Su esposo así la amaba.
Meses después llegó una ambulancia hasta su residencia. En el servicio de urgencias el médico no dudó en intervenirla. El marido, sorprendido, veía a un vástago que hacía contraste con la piel blanca de ella. Hinchada del corazón, acariciaba maternal a su oveja negra.

DIY Pintura al óleo Kit Pintura por números para Adultos con Pinceles y  Pinturas para Niños Seniors (16 x 20 Pulgadas, Sin Marco) - Falda Negra  Mujer: Amazon.com.mx: Juegos y juguetes

4 Comentarios

  1. Pero no siempre el resultado es un «vástago»! Risas! Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Ella deseaba lo que en otras casas sobraba: una oveja negra. Sí, ella lo deseaba. Locuras, romper moldes y enfrentar. ( para esa pretensión debió de trabajar mucho, risas) Gracias por tu comentario, mi buena amiga. Cuídate.

      Le gusta a 1 persona

      1. Cuidate vos también Rubén! Abrazo!

        Le gusta a 1 persona

      2. Querida amiga, veo tu comentario y me disculpo de no contestarte. Gracias por venir y colgar tu comentario.

        Le gusta a 2 personas

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s