Lorena Escudero de su libro “Incisiones”

Mareas

EL HOMBRE que me visita no es un verdadero pescador. Lo sé por el modo en que recoge las conchas de mi orilla y se sumerge con ellas sobre la palma de su mano. Pero tiene la intuición de buscarme en los momentos de marea baja, que le aseguran incursiones profundas. Bromea cuando encuentra los trozos de botella que con el tiempo pulo como si fueran gemas. Cuando se aleja siempre lo hace con la resaca de regresar a mí. Supongo que mi sal le cura alguna herida que no confiesa, y yo me lleno de algas en su ausencia

MISTERIOS EN EL MAR: SIRENAS O SIMIOS ACUÁTICOS | El Secreto de la Caverna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s