O dispara usted o disparo yo:Andrés Reveco Arias

textos Matrioska y Preocupación


Matrioska

Comienzo a acariciar el cuello; lentamente mis manos recorren
sus hombros. Miro sus ojos cerrarse y la escucho murmurar, al parecer,
mi nombre.
Tomo sus caderas y la levanto desde la cama; frágil se entrega.
Mi mano pasa entre sus pechos. Ella suspira fuerte, su
respiración agita su vientre abultado.
Aprieta sus parpados, siento su placer mientras mi palma baja.
Nunca ve el cuchillo.
La abro de un solo corte. Encuentro más niñas en su interior.

Preocupación

Recorro su espalda con la yema de mis dedos, conozco cada
lunar, cada curva, todo. He hecho caminos en mi imaginación sobre
ella. La recorro con los ojos cerrados sentado sobre sus muslos y
penetrándola profundo, pero suave. La piel se me eriza, transito desde
su cintura hasta la mancha coqueta sobre la cadera derecha. Subo por
su costado, tocando el piano de sus costillas, deslizando mi mano entre
su brazo y su cuerpo; realizo un masaje suave antes de volver sobre sus
omóplatos. Ahora me muevo más rápido, siento que se está
endureciendo y me excita, pero comienzo a sentir dolor, aun así
continúo agitándome. Me afirmo de sus hombros ya al borde del
éxtasis. Pienso en hielo, en árboles, en cualquier cosa que retrase el
estallido unos momentos más.
Me aferro a su pelo atado, el que lleva en una hermosa trenza y
la comienzo a zamarrear como a la yegua que era. ¡Maldita!, está
apretando, a pesar del dolor no puedo parar, no quiero. Se pone cada
vez más rígida, su pelo más opaco, palpo su cuello con mis manos y
siento las marcas de mis propios dedos en donde su piel está aplastada.
Estallo, no puedo más, dejo todo dentro, como querías.
Luego de tanto tiempo no me preocuparé de que me hables de
tus atrasos. Somos uno en dos, ¿no es cierto, Piedad?

Andrés Reveco A. Se especializa en microrrelato y cuento
breve. Tiene una caja de textos escritos en servilletas de papel y
comandas de restorán. Ha publicado sus textos en el portal web Letras
de Chile y otros sitios digitales. Participó activamente en la
organización del II Encuentro Chileno de Minificción, Corporación
Letras de Chile, Santiago, 2008. Asiste al taller literario de Lilian
Elphick.

Proyectos que guardan otros: las matrioskas del cine - El Faradio |  Periodismo que cuenta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s