Dos relatos del Chileno:Óscar Olivares (Chuquicamata, 1952)

O dispara usted o disparo yo de la antología de Lilian Elphick


Flores para mi amor


Inclinó la cabeza ante la dura mirada del policía, tenía plena
certeza que había sido descubierta y no le quedaba más remedio que
contarlo todo, estaba segura que había cubierto muy bien los posibles
indicios que la acusarían, sin embargo, debía aceptar la realidad; el
cuerpo del hombre yacía a los pies de la escalera, indicando una
posible caída desde el piso superior, era su esposo, y ella había
reportado un accidente.
Tenía por costumbre revisar las prendas de su marido cada vez
que le correspondía lavado, sin imaginar que ese acto tan cotidiano
sería la causa de una tragedia; al interior de su camisa de algodón,
había un pequeño papel escrito con la siguiente frase: «Donde Alicia,
mañana a las dos».
Siempre sostuvo la posibilidad de la infidelidad de parte de su
marido, pero jamás en situación de comprobarlo. La discusión fue
fuerte, él negaba el engaño, y no pudo explicar el significado de lo
escrito, «te vas a dar cuenta que estás en un error», decía, pero ella no
quiso escuchar.
Permanecía junto al policía ante el cadáver de su esposo, cuando
un mensajero se presentó en la puerta principal, portando un hermoso
y gran ramo de rosas rojas, con una tarjeta que decía: «Hace once años
te conocí en un día como hoy, te amo», las flores cayeron al suelo
mientras la lividez de su rostro fue notoria a todos, el logo de la tarjeta
decía, «Florería Alicia».

Por un pelo

Después de mucho tiempo el muchacho había ido a visitar a su
abuela, la que vivía sola en una gran casona del barrio antiguo de la
ciudad; gozaba de buena salud salvo los achaques propios de la edad,
los que aliviaba con un sinnúmero de hierbas que jamás faltaban en su
cocina; algunas de ellas las colgaba detrás de la puerta para secarlas.
Había llegado temprano encontrándola aún con su bata de
dormir.
Cuando la anciana ingresó al baño, su nieto se apresuró por
alcanzar el dormitorio, afanosamente buscó al interior del velador
ubicado al lado derecho de la cama, no hallando lo que buscaba, desde
un rincón de la habitación el gato angora de su abuela lo observaba
atentamente, «debe llevarlo puesto», pensó, decidiendo esconderse en
el armario a esperar que saliera del baño.
Se abalanzó sorpresivamente sobre ella, dirigiendo su mano
hacia el cuello para arrebatarle la gruesa cadena de oro que portaba,
toda resistencia fue inútil, fue anulada por un certero golpe en la
cabeza.
La policía lo sindicaba como principal sospechoso de la muerte
de la anciana, pero todo intento de ubicarlo en la escena del crimen
resultaba inútil, no había rastros de sangre, ni huellas de ningún tipo, y
nadie informó haberlo visto ingresar o rondar la casa, hasta que
determinaron revisar rigurosamente las ropas que vestía el día del
asesinato, el examen permitió descubrir en sus pantalones un fino y
delicado pelo, pertenecía al gato angora de su abuela.

Óscar Olivares.

Ganador del XXVI Certamen Literario de
Relato y Poesía González-Waris de España, modalidad Relato;
Mención Honrosa del XIV Concurso Literario Nacional Vita Mayor,
de Chile; Ganador del Tercer Concurso Literario Nacional de Adultos
Mayores Líneas de Vida, de Chile, además de diversas publicaciones en
antologías de diferentes partes del mundo. Su preferencia literaria son
los relatos cortos o microrrelatos.

Hombre Inconsciente Tirado En La Escalera Foto de stock y más banco de  imágenes de Adulto - iStock

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s