Para vestir santos

De Rubén García García

Las hermanas tejen en el pórtico. oleadas de viento refrescan.

—Yo creo que nuestras hijas ya se quedaron a vestir santos.

—Sí. Ya van muchos trenes que se le van y no aparecen los nietos.

—Ya le dije a Eulalia que se busque un macho para que le haga panza.

Las primas entrelazadas se disfrutan y no pueden evitar que algún gemido se escape.

—¿No escuchas como que lloran?

Sí, pero no hagas caso. Es el cotorro del vecino que grita y dice “quiero más”

Doppa stickorna i färg :-) - Sanna & Sania

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s