Al final

De Karla Barajas


En su primera presentación de libros el auditorio se llenó. Sin
embargo, a las lecturas de su segunda obra no acudieron parientes,
amigos, ni siquiera curiosos, por lo que la escritora tomó la
decisión de leer sus textos de todos modos e invitó al guardia de
seguridad que custodiaba la puerta y la observaba cargando su
mochila.
La literata leyó un fragmento de su obra, pero pensó que
torturaba al hombre y se prometió no volver a las presentaciones.
El guardia, al verla salir del centro cultural, apretó la mochila
donde tenía los libros de la autora, la única a la que había leído y
su favorita dentro de la literatura mexicana. En la siguiente
presentación le pediré su autógrafo, se dijo el hombre. Ella no escribió
más y él, a la postre, dejó la lectura.

Del microdecamerón compilación Paola Tena

Karla Barajas, obtiene segundo lugar en concurso de Minificción
A Karla Barajas, el confinamiento le ha bridando la posibilidad de crecimiento. El poder realizar lo que ama: la escritura, desde su hogar. Puede leer una minificción y ver a sus crías jugar, sabiendo que no corren peligros. Así como presentar diversas antologías que se realizan en diferentes latitudes de Latinoamérica, en donde ha sido publicada, acción que es de mucha relevancia.


A días de haber sido notificada de ganadora del segundo lugar en el Tercer Concurso Abierto de Minificción IER/UNAM con la minificción titulada Cállense, comparte en entrevista que este hecho representa el encuentro con una comunidad a nivel internacional que ama a la minificción y que está constantemente construyendo a nivel teórico, creativo y utilizando cada uno de los espacios con los que cuenta para difundir el género.


“Juan Manuel Valero y Diana Huicochea con el programa: En su tinta, el doctor Alfonso Pedraza a través del Programa Gente de Pocas Palabras, nos lleva por las diferentes muestras escriturales, los libros que existen de minificción y también es investigador y creador. Alberto Sánchez Argüello desde Managua, Nicaragua y Camilo Montecinos desde Chile, nos deleitan con su trabajo. Admiro el trabajo de la maestra Beatriz Graf, a quien vi y escuché en la presentación de la Antología Resonancias y quien, por cierto, también fue jurado de la Segunda Antología de Escritoras mexicanas, en donde participo. Me fue muy grato ver sus nombres y me mostró algo que he notado en la mayoría de los minificcionistas, es que somos una comunidad de personas que amamos a la minificción”, añade.


Sobre cómo surgió este texto literario, la autora de Esta es mi naturaleza, cuenta que cuando intentaba apoyar a los compañeros que presentaban el libro DIVERSIDAD(ES). MINIFICCIONES ALTERNAS, compilado por Vimarith Arcega-Aguilar, Diana Raquel Hernández Meza, José Manuel Ortiz, sus hijitos estaban jugando muy pesado. Cuando entró una invitación para leer su texto, no logró concentrarse porque pensaba: se van a matar.


De esta manera, nació la idea de una mujer que intenta continuar con su vida pero debido a la cuarentena tiene que convivir el día entero con gritos de niños en su cabeza y un día les reprende con un: “Cállense”, “y explica a sus colegas que sus hijos se podían lastimar, ellos la ven horrorizada. Al final le doy la vuelta a la historia. En la palabra horrorizada el lector puede interpretar que esto se debe a la visión del mundo ante de la desesperación de una madre. ¿Cómo ve el mundo a una madre que grita? ¿Sería peor la mirada del mundo si esos hijos no existieran?”.


Por lo que he leído, en esta y otras ocasiones, tus personajes son mujeres que no se repiten, en su psicología, en su trazo protagónico. En ese sentido, las mujeres de las cuales escribe Karla Barajas representan al mundo ¿o es una representación de lo que puede ser el mundo?


Karla Barajas, comparte que si la minificción fuera un flor, un animal u objeto, sería una proteica que cambiara de olores conforme a los estados de ánimo de quien elija usarla: “De un olor tan híbrido, que quien lo intente definir diga que no encuentra si se trata de un olor dulce o amargo, pero que quien la huela regrese en su búsqueda siempre. De los tres los vería como un animal pequeñísimo, pero capaz de paralizar a su lector o llevarlos a un estado de éxtasis eternamente”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s