Destino

Karla Barajas

Me inquietó la preocupación de mi amado por mi nuevo lugar de
residencia, porque según creía él yo estaría en el paraíso. Busqué
un pájaro de ébano que cruzara las tinieblas y me sirviera como
mensajero para explicarle que nunca más estaríamos juntos. El
lisonjero cuervo, siguiendo instrucciones respondió lo aprendido:
¡Nunca más!
¿Cómo imaginar que el hombre se pondría a desahogar
sus penas con el pájaro? ¿Y que el cuervo lo desquiciaría
respondiendo a todo con la misma frase? ¡Nunca pensé que la
desesperación lo llevaría a abrazarme esa misma noche y para
siempre en el infierno!

NUNCA MAS
Tomado del Microdecamerón compilación de Paola tena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s