Eva y la serpiente

De Alejandra P. Cruz

EVA Y LA SERPIENTE

—Todos sabemos por qué se nos desterró del Jardín del Edén —dijo la maestra en plena conferencia—, pero ¿qué pensarían si les dijera que la serpiente que tentó a Eva fue una hermosa y sensual mujer? —Todo el auditorio soltó una carcajada, pero ella continuó—: ¿Y si el fruto prohibido que probó Eva no fue una apetitosa manzana sino una jugosa papaya? No deberíamos descartar esa posibilidad, después de todo, la Biblia no fue escrita por la mano de Dios, sino del hombre.

Los aplausos no se hicieron esperar y ella fue despedida esa misma tarde.

***Alejandra P. Cruz (Aguascalientes, Aguascalientes, 1995). Estudia actualmente la carrera de Letras Hispánicas, en donde también es miembro del grupo LGBT+ de la universidad CUIR UAA. Su poema “Porque tenía que escribir de algo más” fue publicado en la revista Pirocromo. Ha sido mesera, niñera y vendedora.

Untitled

5 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s