Mi custodio

De Rubén García García


Debo de aceptar que mi Ángel de la guarda hizo un buen trabajo hasta que cumplí los quince años. Era peor que mi madre, siempre detrás de mí. Las veces que se quedaba fuera era cuando me bañaba, quedándose a un costado de la puerta. Primero fue el jabón, luego la esponja y después con la mano. Tenía sosiego; pero insuficiente.

—¿ te pasa algo? —pregunta mi Ángel cuando me escuchó gemir.

—Nada, solo fue por lo frío del agua;. abrí la llave del agua caliente y enmedio del vapor, apareció un fauno.

Te pasa algo, volvió a preguntarme, nada, nada…le dije con voz entrecortada.

Mujer · caliente · mujer · hermosa · bano · vapor · desnuda - foto ...

2 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s