El unicornio de Vimarith Arcega-Arteaga

Para Florentino González
Llego todos los sábados a medianoche para ver el espectáculo. La música acelera, las luces disminuyen hasta quedar el escenario en excitante oscuridad, y de entre el público aparece César, el unicornio. Camina hasta el tubo que se eleva firme en el centro y comienza a subir uno, dos, tres metros; se sostiene de un brazo y lanza la cadera al aire, quedando en una posición más contorsionada que creíble. Por primera vez nota mi presencia entre el público; me lanza una sonrisa traviesa y al pasar me susurra: “te espero en el camerino, guapo”.
Más tarde descubro por qué le dicen “unicornio”.


Vimarith Arcega-Aguilar (Colima, Colima). Estudiante de la maestría en Estudios Literarios de Universidad Autónoma del Estado de México. Crítica literaria. Tallerista sobre diversidad sexual. Activista y performer Drag King. Sirena, híbrida, bestia.

Las cinco empresas unicornio que mueven Europa | BBVA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s