YO, DELFÍN: rompecabezas en tres hemisferios

Se disfruta

Neurociencias divertidas

DELFINES DE MIS SUEÑOS

Los idealistas siempre me han sido muy simpàticos, ante todo porque mi propio idealismo percibo como algo casi vergonzoso y, a la vez, precioso, casi como una pasión prohibida. Acepto mi idealismo como un hecho, lo trato de exterminar, sin éxito alguno, pero lo guardo para el uso doméstico. Los que dicen que los delfines son criaturas inteligentes, nobles, hermosas y muy muy especiales, son, definitivamente idealistas.

My obsesión por delfines terminó con mi primer y último intento de nadar con ellos en el delfinario del CC La Isla en el hermoso y muy extrañado Cancún. Soñaba de tener un encuentro del otro mundo, y terminé enfrentando mi propio miedo ante un animal en cuya mirada no encontré nada ni nada de que podría implicar un contacto de verdad. Pobres delfines cumplian un trabajo igual que los elefantes, mulas, caballos y burros. Sus ojos eran ojos…

Ver la entrada original 1.113 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s