Comentario al cuento el “beso” de Chejov

El beso de Chejov

https://wordpress.com/view/sendero.blog

El beso de Chejov comentario

Considerado uno de los relatos más representativos de Antón Chejóv, trata sobre Riabovich, un hombre tímido con dificultades para socializar y su pequeña “aventura” personal. Y digo “aventura” entre comillas, pues a partir de una nimiedad y un acto accidental y posiblemente sin relevancia, para él supuso toda una tormenta de emociones. Perdido en la casa de los Rabbek, una mujer lo confundió en la oscuridad y lo besó en la mejilla. A causa de su timidez, nunca había estado tan cerca de una mujer y tal acto le provocó turbación y confusión. Inmediatamente de aquello, al salir de la habitación, se sentía armado de nuevas emociones e incluso interés en lo que le rodeaba, incluso las mujeres, y se imaginaba cual de aquellas mujeres de la sala le había besado.

Normalmente, una persona habría reaccionado entendiendo que ha sido un error, y que la mujer posiblemente ni le viera la cara para reconocerlo posteriormente, pero Riabovich le ocurre lo contrario. Se “enamora” de ese momento, le da mil vueltas, lo repasa, se imagina a la mujer que le besó, dándole la misma importancia a que si fuera algo realmente relevante en su vida, cuando en realidad solo fue un accidente, un golpe de fortuna que no repercute en su vida en forma alguna, ni en su pasado, ni en su futuro. Un caso puntual. Pero él se va a dormir feliz y pasa los siguientes meses pensando en volver a casa de los Rabbek a ver a su “amada”, cosa que no tiene ninguna parte racional. Atesora ese recuerdo y sueña con un posible futuro. Se ilusiona.

Cuando lo cuenta a sus camaradas, ellos, como es lógico, lo escuchan como una anécdota cualquiera, y cuentan las suyas propias, como algo trivial. Riabovich, al ver que sus compañeros no le daban importancia ni les parecía ni romántico ni nada del estilo (sino lo que es, algo trivial), se ofende, como si no mostraran el suficiente respeto por aquella historia ni a “ella”. Esto carece de toda lógica, claro está, pero para Riabovich y su imaginación, ellos no eran capaces de alcanzar a entender de lo “romántico” y “bello” de aquella historia.

Cuando vuelven a donde viven los Rabbek, Riabovich arde en deseos que les invitan a la casa para verla a “ella”, y pasa el día entero, hasta la noche, sin que los avisen. Esa noche se quedó pensativo y se dio cuenta de lo ridículo de todo eso, se da cuenta de su pequeña “locura” y regresa a la izba dispuesto a dormir, cuando le informan que finalmente se acercó la caballería de los Rabbek a invitarles a pernoctar. Riabovich, ante esto, el pecho se le encendió enseguida, pero seguidamente lo apagó y se fue a dormir. Se dio cuenta de que solo aumentaría su obsesión e ilusiones por algo que realmente no existe.

Con este relato Chejov nos muestra cómo el alma humana puede verse afectada por un pequeño momento trivial, pero que nos puede marcar, según la importancia que le demos. ¿Debería haber seguido Riabovich con la ilusión, ir a la casa, y seguir en busca de “su amada”? Reconozcamos que  eso solo ocurre en las películas y en los libros, pero no en la vida real. Riabovich hizo lo que cualquier hombre en su sano juicio haría, “quitarse de tonterías” y olvidarse del tema. ¿Pero vale la pena avivar las ilusiones por algo imposible, e incluso irreal? Riabovich simplemente soñaba con tener a una mujer a la que amar. ¿Tan ridículo hubiera sido ir a la casa por segunda vez y seguir avivando la llama, quizás con un final inesperado? El relato en parte nos muestra que sí, pues a medida que se describen las ilusiones de Riabovich y sus imaginaciones de futuro, se muestran de forma un tanto ridícula, y hasta paranoica. ¿Son las ilusiones humanas nimiedades en su fondo? De ahí que nos haga pensar Anton Chejov con este magnífico relato.

Anton Chéjov: biografía y obra - AlohaCriticón

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s