De miedo

Cae la lluvia en la oscuridad profunda. No había luz eléctrica. Juan sale a la carretera con la esperanza de encontrar transporte. Pasa de la media noche a poca distancia está el cementerio. Salió agitado, en contra de su voluntad, ya que la amante le dijo que su esposo no tardaría en llegar.
Un vehículo lento, muy lento cruza por la carretera y sin pensarlo corre tras de él y lo aborda. Quiere dar las buenas noches pero en el asiento del piloto no hay nadie. Siente la puñalada del miedo, enmudece, de vez en cuando ve que una mano huesuda la da vuelta al volante. A la entrada del pueblo, se escucha algún aullido. Abre la puerta del auto y corre y corre cagado de espanto hasta llegar a la única cantina. En el momento en que entra, la luz se hace y pide unos tequilas para el susto. Minutos después entran dos sujetos escurriendo de agua. Reconoce a uno de ellos que es el de la mano huesuda y éste en voz alta exclama: Mira Juan: este es el hijo de la chingada que se metió al carro mientras nosotros lo empujábamos…
Editado RGG

La escalofriante leyenda de la Mujer del Taxi ¿Te atreves a leerla?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s