Ella dice…

No hay nueva tecnología capaz de convertir en escritor a alguien que no lo es.

 Ana María Shua 

La imagen puede contener: Ana María Shua II, sonriendo, sentado

Anécdota de ana María Shua

Cuando tenía 10 años la directora de mi escuela me encerró con ella en la dirección para asegurarse de que mis versitos los escribía yo y no mis padres. ¡Cómo lo disfruté! Ella misma me dio el tema, (la calle de mi escuela) y me dijo cómo llevarlo adelante. Todo lo que tuve que hacer fue versificarlo, algo que me resultaba facilísimo. Me lucí inolvidablemente. Esta es la primera estrofa:

 

Silenciosa está la calle

Por el silencio dormida,

Por las hojas arrullada

Y por la brisa mecida.

2 Comments

    1. Estimado Luis, las epidemias no se paran con oraciones, si así fuese, el Vaticano no tendría casos de enfermedad. Te diré, ninguna epidemia en curso se para, solo se contiene. Las medidas que se están tomando son para cortar las cadenas de transmisión. Parece que en esta epidemia se encuentran los enfermos asintomáticos, esto complica mucho, por que es una salida del virus que no podemos controlar, “Para que una enfermedad epidémica nos haga lo que el viento a Juárez” requerimos de: qué haya una vacuna y que el 90 por ciento de la población se encuentre vacunada y contar con fármacos capaces de inhibir la multiplicación del virus y la tercera y la más importante es que tengamos una sociedad educada y disciplinada a seguir las recomendaciones con expertos. Y sí es creyendte puede orar el tempo que el considere prudente. Abrazo grande.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s