¡Otra ves el Capulín!
y su amasiato
con las Meliponas.