4 Comments

  1. Qué bien se te dan las métricas orientales, Rubén; como bien lo has señalado hace muy poco tiempo, esas métricas y formas no son gratuitas y requieren un sentido más profundo que la mera extensión 5-7-5. Éste es un caso donde se demuestra cómo debe hacerse.

    Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

      1. Y es un excelente ejercicio para no hablar de más… es decir, como si no fuese suficiente con la belleza en sí, además tenemos bellezas añadidas… ¡Negocio redondo! (Si se me permite usar la palabra “negocio” en estas circunstancias).

        Abrazo.

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s