Harakiri RGG

Qué castigo me darán los ancianos;

tiempo después de mi ejercicio como poeta,

si los árboles

Tienen la sombra desdentada,

las ramas sepias y retorcidas,

donde no abreva un clarín, una mariposa;

y es el camino que conduce a un edén de ortigas.

Qué diré a mi favor…

Nada… nada… le haré haraquiri al hombre y más al poeta.

Imagen relacionada

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s