Cuando corro

Sobre la cima escruto el paisaje:
el río se esconde entre los meandros,
humedezco la mirada en su corriente;
el agua hace remolinos en mis labios.
Me siento tan intenso, tan vital…
que podría brincar hacia los árboles
como un mono que juega a los disparates.

Imagen relacionada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s