Choka (5-7-5-7-5-7-5-7-7)
La tarde es fría,
se escuchan los oboes:
¿o será el viento,
o el silbido del tren?
Nada, no es nada;
solo llegó el hastío.
No hay unicornios,
solo esfinges de sal,
con árboles carentes.

hombreorinar.