Cuando mamá empezaba a hablar sola, había que levantarse. No teníamos camas sino catres y dos petates por si llegaban visitas. Seguro que mi madre levantaba a los gallos; minutos después empezaban a cantar uno tras otro, parecían platicar levantando cada vez más su canto y seguían tan estridentes que tenías que taparte las orejas. Los cotorros volaban tan cerca y bajo, que manchaban al cielo con sus colores. ¡Qué cosas! de niña odiaba su alboroto, y hoy que no los veo, ni los escucho, me sobrecoge.

Imagen relacionada

paquete 5 pzas petate de tule artesanal envío gratis

Petate

Petate es una noción que procede de un vocablo náhuatl (petlatl). Se trata de una clase de estera o alfombra que se suele elaborar de manera artesanal en México y en diversos países centroamericanos. El petate se teje con las fibras de una planta cuyo nombre científico es Leucothrinax morrisii