Las uñas del estrés

Neurociencias divertidas

Hoy hablé con el jefe de mi colega, y saben, resulta que ahora el jefe me podría dar más preocupación que mi colega si fuera alguien cercano, porque, guess what, el jefe tampoco siente feliz y relajado. No se puede describir lo que siente como pánico, porque tiene nombre RABIA. En serio, tiene mucha cólera y resentimiento. Dice: no puedo dormir, toda la noche pienso en este irresponsable que no me hace caso por más que le hablo y por culpa de él el proyecto va a fracasar. Lo quiero matar. ¿Algo conocido? Para mi, sí. Igual que mi amigo, el pobre jefe está estresado y sufre los mismos efectos que mi colega.

Cuando un guepardo persigue su presa, ¿qué hace? Ataca. Es el estrés. Pero en la naturaleza, ya sabemos, esto dura instantes, minutos, en caso del jefe, es permanente. Hace daño a mi colega, pero, a la…

Ver la entrada original 759 palabras más