Virginia Woolf Epitafio

“Contra ti me alzaré invicta e implacable, ¡oh muerte!”.

El foco

Bio

Virginia Woolf (1882-1941) es una de las mayores exponentes del feminismo, movimiento que defendió en libros como Entre Actos y La señora Dalloway. La biografía de Virginia Woolf nos da una visión más completa de su impactante vida; a continuación la conocerás.
Adeline Virginia Stephen, mejor conocida como Virginia Woolf, nació el 25 de enero de 1882 en Londres, Inglaterra. Sus padres fueron el brillante escritor británico, Leslie Stephen, y la hermosa modelo india, Julia Prinsep Jackson.
Virginia recibió una gran educación literaria por parte de su padre, quien le enseñó a apreciar las novelas clásicas de Inglaterra.
NOTA
Virginia padecía un trastorno bipolar que le agravaba sus depresiones. Su condición hizo que fuera el motivo de burlas de los medios de comunicación de la época.
Su madre murió cuando ella tenía apenas 13 años de edad, hecho que le causó una profunda depresión. Tiempo después falleció su padre, lo que le ocasionó varios episodios de crisis nerviosas.
Virginia Woolf, una escritora de leyenda
Virginia Woolf publicó en 1915 su primera novela, Fin de Viaje. En ella narra la historia de Rachel Vinrace, personaje que comienza una gran travesía por América Latina.
En 1919 publicó Noche y Día, libro que trata el problema de la opresión femenina, el amor en sus diferentes formas y el matrimonio.
Su gran talento narrativo se pudo apreciar en La señora Dalloway (1925), en donde expone temas sociales como la represión sexual, la depresión y la bisexualidad.
En Orlando (1928) plasmó temas tabúes como la homosexualidad, el rol de la mujer en la sociedad y la sexualidad femenina. Las Olas (1931), obra que aborda la trascendencia del amor y las inseguridades que están intrínsecas en el ser humano.
Su última obra literaria fue Entre Actos (1941), la cual hace un resumen sobre la sexualidad de la mujer, la reflexión de la vida misma y la transformación del arte.
La escritora también habló sobre las complejidades de la mujer en Una Habitación Propia, ensayo aclamado por la crítica especializada.
Virginia Woolf, ¿homosexual?
La escritora se casó con Leonard Woolf, quien también fue un reconocido escritor. Ambos decidieron unir sus vidas en 1912, después de que él regresara a Inglaterra de una expedición militar.
Los Woolf fundaron la imprenta Hogarth Press, con la que publicaron la mayoría de sus libros.
Se dice que Virginia Woolf era homosexual y tenía una relación extra matrimonial con Vita, una mujer que también estaba casada.
En varias ocasiones, Virginia le escribió a su amada para decirle cuánto la quería y lo loca que la hacía sentir.
Vita le hizo sentir más segura sobre su cuerpo, su sexualidad y por primera vez, una felicidad que le era extraña.
Su suicidio
El 28 de marzo de 1941, Virginia Woolf decidió quitarse la vida, tras lanzarse al río Ouse. La escritora le dejó una carta a su esposo, donde afirmó tener muchas voces en su cabeza y que lo mejor que podía hacer era irse para siempre.
Su familia sospechaba del suicidio pero, al no encontrar su cuerpo, empezaron una gran búsqueda para hallarla con vida. Tres semanas después, unos niños encontraron su cadáver flotando en el río.
Sus restos fueron incinerados dentro de su vivienda, ubicada en Sussex, Inglaterra.
Cuento corto de Virginia
La mansión del vizconde del siglo XVIII había sido transformada en un club del siglo XX. Y era agradable, después de cenar en la gran estancia con columnas y candelabros, bajo el esplendor de la luz, salir a la terraza que daba al parque. Los árboles eran frondosos, y si hubiera habido luna se hubiesen podido ver las banderolas de color rosa y crema puestas en los castaños. Pero era una noche sin luna; muy cálida, tras un hermoso día de verano.
Los invitados del señor y la señora Ivimey tomaban café y fumaban en la terraza. Como si quisieran aliviarles de la necesidad de hablar, como si quisieran entretenerles sin que tuvieran que hacer esfuerzo alguno por su parte, haces de luz recorrían el cielo. Corrían tiempos de paz entonces; las fuerzas aéreas hacían prácticas; buscaban aviones enemigos en el cielo. Después de detenerse para examinar un punto sospechoso, la luz giró, como las aspas de un molino, o bien como las antenas de un prodigioso insecto, y reveló aquí un cadavérico muro de piedra; allá un castaño en flor; y de repente la luz incidió directamente en la terraza, y, durante un segundo, brilló un disco blanco, que quizá fuera el espejo dentro del bolso de una señora.
—¡Miren! —exclamó la señora Ivimey.
La luz se fue. Volvieron a quedar en la oscuridad.
La señora Ivimey añadió:
—¡Nunca adivinarán lo que esto me ha hecho ver!
Como es natural, intentaron adivinarlo.
—No, no, no —protestaba la señora Ivimey. Nadie pudo adivinarlo. Sólo ella lo sabía; y sólo ella podía saberlo, debido a que era la biznieta del hombre en cuestión. Y este hombre le había contado la historia. ¿Qué historia? Si ellos querían, intentaría contársela. Quedaba aún tiempo, antes de que el teatro comenzara.
—Pero, realmente, no sé cómo empezar —dijo la señora Ivimey—. ¿Fue en 1820… ? Este año debía correr, más o menos, cuando mi bisabuelo era un muchacho.

virginia_woolf

https://biografiadee.com/biografia-de-virginia-woolf/

https://www.textos.info/textos/autor/virginia-woolf/mas-cortos

https://www.textos.info/virginia-woolf/el-cuarteto-de-cuerdas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s