Bajan del río
sierpes y remolinos;
también demonios.

 DyN 162