Hay en tu piel
olores de azucena;
latido y sol.

mujer de pablo zelaya