Todas las noches,
nos embosca la niebla,
y después huye
cuando grita mamá
pidiendo leña y agua.

Mirando-por-la-ventana