Frio que hela.
En la choza de tarro
llora un bebé.
Afónico, sin lágrimas,
y la lluvia no para.